Curiosidades

¿Cómo arreglar las guías de los cajones?

En muchas ocasiones suele ser común que al momento de abrir y/o cerrar los cajones de los muebles, sea complicado poder hacerlo con total facilidad, y cuando esto ocurre es muy probablemente que sea tiempo de llevar a cabo el mantenimiento de los mismos.

Y es que las guías de los cajones, también conocidas como correderas, suelen deteriorarse no solo a causa del uso continuo, sino también por el paso del tiempo; sin embargo, arreglarlas o sustituirlas no suele ser una tarea complicada.

En este sentido, para poder cambiar las guías de los cajones es preciso contar con ciertas herramientas básicas, incluyendo destornillador, tornillos y guías nuevas; además de cerciorarse de seguir ciertos pasos básicos, los cuales señalaremos a lo largo de este post sobre cómo arreglar las guías de los cajones.

¿Qué tipos de guías existen en los cajones?

guias

También es apropiado señalar que cuando de las guías de los cajones se trata, es posible encontrarlas en diversos tipos, destacando especialmente las siguientes:

Guías metálicas con rodamientos de bolas, de rodillo

Se caracterizan por ser la opción más recomendable debido a su capacidad para soportar fácilmente el peso, al igual que por tener un largo tiempo de vida útil.

Guías tradicionales, de cojinet

Destaca por ser la alternativa más popular entre los muebles de madera, y es que consisten en unos listones de madera los cuales suelen encontrarse atornillados directamente en los laterales internos de los muebles.

Guías de rodamientos

Se distinguen por ser un tipo de guías que suelen ir instaladas en la parte inferior de los cajones, las cuales tienen la capacidad de soportar sin problemas un peso medio y ofrecen además una apertura parcial.

En este caso, al momento de sacar los cajones únicamente se deben levantar los mismos hasta llegar al tope de apertura, donde será posible extraerlos con facilidad.

¿De qué manera arreglar las guías de los cajones?

Los rieles de los cajones podrían llegar a deteriorarse por diversas razones, incluyendo por ejemplo las mudanzas, el uso incorrecto de las cajoneras, un peso excesivo, o sencillamente el paso del tiempo.

guias para cajones

En cualquier caso, existe la posibilidad de arreglar las guías de los cajones de forma relativamente sencilla y eficaz, y a continuación señalamos cuáles son los pasos a seguir:

1.       Sacar el cajón de las guías

Para comenzar a arreglar las guías de los cajones, lo primero que hay que hacer es asegurarse de retirar el cajón de rieles; para esto es necesario desencajar el cajón moviéndolo ligeramente hacia arriba por ambos lados.

2.       Alinear las guías y colocar el cajón

En ocasiones, el problema se puede solucionar con solo alinear las dos partes del carril o las guías, por lo que después de hacerlo basta con colocar otra vez el cajón de forma directa sobre ellas. Si al momento de insertarlo el mismo no funciona, será necesario retirarlo de nuevo.

3.       Revisar los carriles

Después hay que revisar los carriles que se encuentran adheridos al cajón, al igual que los que están adheridos al interior de la ranura de donde han sido retirados.

Para esto conviene utilizar una pequeña linterna en caso de que la ranura se encuentre demasiado oscura; a fin de poder buscar defectos visibles, por ejemplo que el carril se encuentre doblado, o que los tornillos estén sueltos.

4.       Probar los carriles

Será necesario asegurarse de formar nuevamente los carriles doblados, para lo cual se deben usar unas pinzas que permitan agarrar el metal y doblarlo hasta regresar a su posición original.

Después, hay que colocar nuevamente el cajón dentro de su ranura, y en caso de que todavía no logre deslizarse de forma apropiada, será necesario volver a retirarlo e intentar otra vez.

Si tras varios intentos el cajón aún no logra deslizarse con suavidad a través del carril, aunque este se encuentre en buena posición, habrá que retirarlo de nuevo.

5.       Apretar los tornillos

En este punto será preciso asegurarse de apretar bien todos aquellos tornillos que puedan estar sueltos.

Remover  los carriles

Finalmente, hay que remover los carriles asegurándose de destornillarlos tanto del cajón como del interior de la cajonera. Conviene acudir a alguna tienda especializada llevando los antiguos carriles para cerciorarse de adquirir otros nuevos que sean iguales.

Una vez en casa, se deben instalar de acuerdo a las instrucciones del fabricante para después volver a colocar el cajón. ¡Listo!

Trucos útiles para arreglar fácilmente las guías de un cajón

Ahora bien, a continuación señalamos algunos trucos caseros que pueden ser de gran ayuda para arreglar los cajones, sobre todo cuando el problema se encuentra en las guías.

Son trucos sencillos y sumamente útiles, que conviene conocer:

Arreglar el cajón utilizando una vela o jabón

Aunque parezca difícil de creer, utilizando una vela o jabón es posible arreglar las guías de los cajones.

Se trata de un truco antiguo, el cual consiste esencialmente en tomar una vela o un jabón partido por la mitad, y asegurarse de frotarlo bien tanto alrededor de los rieles como en la pared del cajón que suele tener contacto con ellos.

Después se coloca otra vez el cajón en su lugar, y será posible apreciar la diferencia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.