falta-apetito

¿Cómo tratar la falta de apetito?

No tener apetito en una ocasión o un día puntual no es un problema. En realidad, la situación se torna problemática cuando se vuelve algo habitual y es allí cuando se hace necesario reconocer la causa que genera la inapetencia así como buscar una forma adecuada de tratar la falta de apetito.

¿Qué es la falta de apetito?

La pérdida de las ganas de comer es un problema que no solo afecta a niños sino que también puede afectar a los adultos. Lo que sucede en estos casos es que la persona come y con poca cantidad de llena. También se puede presentar que sencillamente no le apetece ningún alimento o la comida le produce asco o náuseas. En ciertas ocasiones la falta de apetito se debe a que al comer se presenta alguna molestia o dolor.

En el caso de los niños la inapetencia se puede presentar en distintos grados y el problema está en que casi siempre los obligamos a comer. Esto es algo que se debería evitar, sobre todo cuando la falta de apetito es

Si por el contrario la pérdida de apetito es frecuente y ha venido acompañada de pérdida de peso y energía se ha de evaluar la causa, la cual puede ser tanto fisiológica como psicológica o emocional.

Causas

Antes de entrar a tratar la falta de apetito es muy importante entrar a reconocer las causas del problema. Estas pueden ser las siguientes:

  • Puede presentarse por una inadecuada alimentación, en la cual se consuman golosinas así como bebidas fuera de las horas establecidas.
  • Las causas emocionales más frecuentes que generan inapetencia son el estrés, la depresión, la soledad, el cansancio así como el nerviosismo.
  • Las causas fisiológicas se relacionan con el padecimiento de ciertas enfermedades. Cuando la persona sufre de anemia, de infecciones así como de hipertiroidismo o presenta problemas digestivos. También, se puede presentar en la recuperación de una cirugía, por el consumo de ciertos medicamentos, cuando se tiene fiebre o padecimientos como VIH.

Es necesario entender que la falta de apetito recurrente puede generar inconvenientes en nuestra salud ya que no nutriremos adecuadamente nuestro cuerpo. Así mismo aparecerá debilidad, cansancio y se debilitará nuestro sistema inmune.

Recomendaciones para tratar la falta de apetito

Para tratar la falta de apetito es necesario seguir ciertas recomendaciones:

  • Inicialmente se ha de evitar obligar a la otra persona a comer.
  • También, se aconseja hablar con calma con esta persona y hacerle entender que es necesario alimentarse para nutrir su cuerpo y tener energía, pese a que no sienta ganas.
  • Si la persona admite comer deberían darse alimentos que en pocas cantidades aporten una buena cantidad de nutrientes y de energía. Además, se debería evitar el consumo de líquidos antes de comer así como el servir comidas muy calientes.
  • Se recomienda además presentar los alimentos de forma variada y atractiva. Además, en lugar de 3 grandes comidas se deberían presentar 5 comidas más pequeñas, cada 3 o 4 horas.
  • Es ideal que la persona realice actividad física, para que estimule su apetito.
  • En cualquier caso vale la pena estar muy atento a la persona inapetente por si pudieran presentarse signos de algún trastorno alimenticio.
  • Si la falta de apetito ha sido muy prolongada lo ideal es consultar al médico para hacer una revisión y para consultar que tan pertinente sería el uso de un suplemento nutricional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *